Si alguien te ha contado que la musculatura de tu suelo pélvico se comporta como un nido donde se apoyan los órganos pélvicos… quiere decir que esa persona entiende el funcionamiento y la anatomía del suelo pélvico correspondiente a la del un cadáver…
 
Hasta hace aproximadamente 10 años se creía que era así, que el suelo pélvico se comportaba como una hamaca soportando todas sus piezas gracias a una concavidad superior. Muchas imágenes de las que encontramos en la red e inclusive en los libros de anatomía, muestran de forma errónea, esta musculatura en forma de nido, cuenco, hamaca,… Si esto fuera así, guardaría los órganos pero no les permitiría funcionar correctamente y proporcionaría disfunciones tan conocidas como la incontinencia urinaria, los prolapsos, estreñimiento…y un largo etcétera. 
 
El problema en aquel momento era que se estudiaba el cuerpo a partir de cadáveres, algunos de varios días, conservados en formol, y un cuerpo que no tiene actividad cerebral tampoco tiene tono muscular, lo que se denomina tono postural o de base. Para que nos entendamos, el tono muscular es la unión de la contracción permanente de las fibras musculares y de los tejidos blandos que envuelven el músculo y que crean una resistencia al estiramiento, a la compresión, etc., dando forma y creando sustento a las estructuras que se encuentran a su alrededor, algunas tan importantes como son los órganos pélvicos (útero, vejiga, recto).  
 
Gracias a la mejora en los exámenes de imagen en el campo de la medicina, como son el TAC, la resonancia magnética nuclear o el ultrasonido, hemos podido observar la musculatura del suelo pélvico en personas vivas y por supuesto, su comportamiento en su estado dinámico. 
 
Conclusión, el conjunto de músculos que forman un suelo pélvico sano se distribuyen creando dos cúpulas, derecha e izquierda, con concavidad inferior, como los arcos de una catedral gótica (que no romana), proporcionando un perfecto mecanismo de sustentación y de amortiguación en reposo y durante cualquier actividad del día a día, inclusive practicar ejercicio físico.